¿Qué sabemos de Villanueva de la Sierra?

Anteriormente fue denominada; Villanueva del Obispo. Situada en la parte más oriental de la Sierra de Gata. El término municipal es muy amplio, contando con más de 4000 hectáreas de terrenos en los que predomina el verde del olivar que mancha toda esta parte de la geografía extremeña. Su principal baluarte es la Sierra de Dios Padre, con una altitud que supera los 900 metros y en cuyas bases se establece el pueblo.

El río Tralgas es su principal corriente de agua, sirviendo además como límite entre los pueblos de Torrecilla de los Ángeles y Hernán-Pérez.

La historia de Villanueva de la Sierra adquiere cierta categoría durante la baja edad media castellana. En 1233, el maestre de la Orden de Alcántara frey Arias Pérez accedió a que el obispo de Coria trasladase a Villanueva de la Sierra su residencia de verano desde Ceclavín.  El pueblo contó con su pico principal de población a finales del s.XIX, alcanzando alrededor de los dos millares de habitantes.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Esta obra de arquitectura, de gran tamaño, se encuentra realizada en mampostería y sillarejo enlucido. Las esquinas, estribos y portadas se encuentran reforzadas con canterías de buena calidad. La torre que hace las funciones de campanario, se encuentra levantada con sillares en su totalidad.

La planta es rectangular y viene a estrecharse en la cabecera, de donde parte un ábside cuadrangular y con testero plano. La portada más antigua parece es la de los pies, cuenta con escalones delanteros y está compuesta por un arco apuntado que se apoya en salmeres góticos adornados con motivos vegetales. Sobre esta puerta encontramos un rosetón polilobulado de cantería y factura gótica. Por encima encontramos además dos ventanas con arcos de medio punto.

El otro pórtico se haya situado en el lado del Evangelio, contando con dos contrafuertes que sostienen un tejaroz de madera. Está abierta bajo un arco de medio punto construido con grandes dovelones. Las molduras de los salmeres de este arco y las basas de las jambas delatan su factura clásica. Esto nos dice que esta portada fue construida en el s.XVI.

Las ventanas son sencillas, de tipo cuadrangular y se encuentran cercanas a la capilla mayor y a lo largo de la nave. Los esgrafiados son similares a los de la Iglesia de Hernán-Pérez y están fechados a finales del s.XVIII.

La torre merece una especial atención. Se encuentra levantada sobre sillares de buena calidad, presentando cuatro cuerpos en su altura que se separan por impostas contando en lo alto con tres vanos de medio punto para las campanas. Además, cuenta esta torre con una escalera de caracol encerrada en un husillo de igual factura y con forma cilíndrica de gran belleza.

Sobre la torre, una cornisa con gárgolas de formas geométricas corona toda la obra. Si buscamos una fecha para construcción, hemos de hacerlo en el s.XVI. La torre del husillo es muy similar a la de la cercana localidad Guijo de Galisteo, fechada en 1564.

En el interior del templo, que es bastante espacioso, contamos con una nave única, dividida en cuatro tramos y una cabecera cuadrada mucho más pequeña que la nave. Tres arcos de de medio punto parten los diferentes tramos. La techumbre es a dos aguas y está realizada en madera. El presbiterio se encuentra cerrado con una bella bóveda de crucería estrellada de ocho puntas y nueve claves. Está hecha en piedra sillar y sus nervios se apoyan sobre sencillas ménsulas esquineras góticas decoradas con pomas.

Podríamos decir que la iglesia actual se edificó sobre una anterior, del siglo XV.

Fuente:

García Mogollón, Florencio-Javier. Viaje Artístico por los Pueblos de Sierra de Gata. Instituto Teológico San Pedro de Alcántara. Salamanca. 2009.

Fuente del Arroyo, Villanueva de la Sierra

La Fuente del Arroyo está situada la Plazuela de la Calzada hoy denominada del Arroyo. Al comienzo del “Camino de la Calzada”.

Fuente Sosa, Trevejo, Extremadura, Turismo, Cáceres, Sierra de Gata, Raya, Raia, Portugal

Vista de la Fuente del Arroyo, Villanueva de la Sierra. Foto: Inforaya

Sus muros exteriores están construidos en “opus incertum”. Destaca la entrada  de la fuente con un  arco de medio punto con dovelas regulares de granito. El interior está formado por  regulares sillares de granito que parecen estar impermeabilizados con una capa de “opus signinum”. Posee una planta cuadrada rematada con bóveda de cañón.