Buena entrada en el Estadio Municipal de Plasencia en el primer partido que jugaba Las Hurdes D. Natural contra la U.P. Plasencia en su corta historia.

Decía Juan Antonio Larrañaga: “Es mejor perder un partido por siete goles, que siete partidos por un gol”.

El partido fue muy igualado en la primera mitad a pesar de las numerosas bajas que presentaron los visitantes. Con Rubén en portería, Óscar Jorge y Alejandro en los laterales con Jaime y Óscar de centrales destacados en el centro del campo. Benito y Estiven en el centro, Alex y Josemi en bandas, Jordi en el enganche y Maseck Sene como único punta.

Los de Salvo salieron con un 4-1-3-2. Con el número 6, Berto manejó a las mil maravillas el centro del campo. A los 5 minutos los locales se pudieron adelantar en un saque de esquina pero Rubén Benito sacó un remate que se colaba entre un laberinto de piernas. En el minuto 8 llegó el primero para los locales después de un centro perfecto de Jairo y remate perfecto de cabeza de Adri. 1 a 0.

Minutos después una jugada que pudo cambiar el devenir del partido. Tras un pase a las espalda de los centrales locales, Maseck controla y se marcha en el mano a mano contra Chicho, llega por detrás el central y lo tira. Falta y expulsión que el colegiado Carro Sánchez no quiso ver.

En el minuto 30 se produce una gran jugada de toda la delantera placentina. El balón le cae a Berto desde la frontal que engancha un  tremendo derechazo que se cuela lamiendo el palo derecho de la portería de Rubén dejando el marcador en un 2 a 0 que dejaba  el partido muy cuesta arriba para los hurdanos.

Todo pudo cambiar antes del descanso cuando Jordi envió un disparo al larguero. A punto de cantar el gol, se escapó por lo pelos. La suerte no estaba hoy del lado del equipo hurdano.

En la segunda parte nada más comenzar Adri hizo el 3 a 0 y dio la estocada al partido. Luismi hizo el cuarto, 4 a 0. Chema recortó el resultado, 4 a 1, después de una maravillosa cola de vaca de Maseck a un defensa pacense.
Jairo hizo el quinto, 5 a 1, Parri, hizo el 6 a 1 y Luismi acabó en doblete marcando el séptimo gol del encuentro, 7 a 1. En definitiva, duro correctivo para el equipo Hurdano después de una más que meritoria primera parte. La semana que viene contra San Serván habrá que levantar la cabeza y buscar la segunda victoria de la temporada.
En la hierba de Wimbledon, primer set para los placentinos. Veremos si en el Roland Garros de las Hurdes, se cambian las tornas. 

Destacado de la jornada: 

Por los locales, su número 6, Berto y al extremo número 16, Edu Sánchez que fue el auténtico puñal del Plasencia.

Por los visitantes, sin lugar a dudas: Maseck Sene, que hizo un auténtico partidazo.