En Las Hurdes siguen mostrando ganas por trabajar y continuar desarrollando esa pequeña porción de territorio que sirve de frontera natural entre la meseta castellana y las tierras extremeñas. En esta ocasión acogiendo un acto de gran calado en conjunto con la Sierra de Gata. Tal y como nos gusta por su especial atención en la vinculación cultural de ambos territorios, cuestión que desde esta diminuta publicación online hemos compartido desde un comienzo. Progresar en la integración y cooperación turística de estas dos comarcas en las que el medio rural tiene tanto que decir es clave para Extremadura.

La cita corrió a cargo del Grupo de Investigación Marketing y Gestión Turística (Marketur) de la Universidad de Extremadura que viene realizando un estudio centrado en el aceite de oliva de Sierra de Gata y Hurdes como clave para generar productos turísticos con gran valor añadido en el territorio. Este estudio ha sido financiado por la Diputación de Cáceres en el el marco del Plan de Iniciación, Desarrollo Tecnológico e Innovación 2015 de la Universidad de Extremadura.

“JORNADA DEL OLEOTURISMO EN SIERRA DE GATA Y HURDES”

Bajo este título tan sugerente se han reunido en centro social de Caminomorisco más de medio centenar de estudiantes de Turismo, ADE y Márketing, junto con productores de aceituna de la variedad Manzanilla Verde Cacereña, almazaras como la premiada; As Pontis y marcas como Sabores Hurdanos o el Tío Picho, muy conocidas por la calidad de su producto y su orientación hacia la promoción del turismo. ¿Objetivo? Poner en común estrategias para la consolidación de nuevas vías hacia el turismo de calidad y sostenible basado en experiencias que se centren en el Aceite de Oliva Virgen Extra de la variedad Manzanilla Verde Cacereña. A priori, tal y como comentó en su intervención uno de los propietarios de Ramajal Rural, casas rurales en las Hurdes, los más veteranos del turismo local pudieron llegar a Caminomorisco con la idea de que podríamos encontrarnos ante otro experimento para tratar de lanzar el turismo comarcal, sin embargo, la dinámica de las mesas redondas, así como las impresiones del propio equipo de la Universidad de Extremadura que capitanea el proyecto, dejó entrever grandes potencialidades y una fuerte intención de los implicados en poner en marcha nuevos productos turísticos de calidad basados como decimos en el Aceite de Oliva de la Manzanilla Cacereña.

Las mesas redondas fueron sucediéndose con intervenciones cortas, de unos 5 a 10 minutos en las que se fueron intercalando experiencias de propietarios de almazaras y profesionales del sector del aceite y el olivar, así como de implicados en el proyecto universitario, miembros del sector turístico de Sierra de Gata y Hurdes, asociaciones y representantes políticos de pueblos de ambas comarcas, pero también de zonas como Trasierra de Granadilla. Gervasio Martín, alcalde de Caminomorisco fue uno de los encargados de abrir las jornadas, no dudando en aprovechar el momento para reconocer el trabajo del equipo de la Universidad de Extremadura y para agradecer a los asistentes el acudir una vez más a una cita con el desarrollo local en las Hurdes. Estuvieron presentes también representantes de Villasbuenas de Gata, como Luis Mariano Martín, alcalde de la localidad, Ángel García, presidente de ADISGATA o Luis Fernando García, portavoz de Diputación de Cáceres. Todos ellos apostaron por el desarrollo de estas nuevas vías reconociendo la importancia del olivar en nuestra zona.

Fueron muchos más los implicados en la jornada, disculpas a todos aquellos que no han sido mencionados y han participado en ella de una u otra forma.

Al finalizar las mesas redondas se realizó una Cata de Aceites de Oliva de la variedad Manzanilla Verde Cacereña que sirvió como colofón a las jornadas. Un éxito que no deja dudas sobre la calidad de nuestro aceite y sienta las bases para generar nuevas metas en el desarrollo turístico de Sierra de Gata y Hurdes.