Estreno mundial del documental “Las Hurdes, tierra con alma”, que recorre el trabajo de Luis Buñuel y centrado en el la obra: “Las Hurdes, tierra sin pan” en el Gran Teatro. Cáceres tendrá el honor de acoger este estreno el jueves 17 de septiembre.

Las Hurdes vuelven a estar en el candelero cultural, esta vez gracias a la participación de Adriana Ugarte, la afamada actriz de “Tiempo entre costuras”. El documental, que fue presentado por Miriam García Cabezas, Secretaria General de Cultura de la Junta de Extremadura, Laureano León, antiguo presidente de Diputación Provincial y que hoy desempeña tareas de Concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Cáceres y Álvaro Sánchez Cotrina, actual Diputado provincial de Cultura, se esforzará en recorrer algunos de los escenarios de aquella obra que tanta controversia ha despertado entre propios y ajenos: “Las Hurdes, tierra sin pan”.

La comarca de las Hurdes conforma hoy por hoy uno de los rincones más agrestes de la Península Ibérica; valles y montes bajo los que se precipitan ríos de aguas claras y limpias, caminos y veredas junto a muros centenarios construídos en piedra y sin más argamasa que la pericia y la paciencia, pequeñas alquerías y aldeas antaño oscuras como el azabache. Todo esto son Las Hurdes. Pero tanto ayer como hoy fueron y son mucho más. Las Hurdes son hoy por hoy uno de los mejores ejemplos de desarrollo rural y servicios. Servicios sociales avanzados, cultura y sanidad de primer orden, parques de bomberos, empresas de todo tipo, deporte base desarrollado y en definitiva ejemplo para todos aquellos que formamos parte del mundo rural.

No es oro todo lo que reluce, también es verdad. Nadie duda que existen problemas como en todos los sitios y que la vida rural en comunidades agrícolas y que han experimentado un desarrollo acelerado, como puede suceder en gran parte del medio rural español choca en ocasiones como otro tipo de necesidades que se establecen y enfocan hacia el turismo por ejemplo. El respeto por el cuidado de las fachadas o por la arquitectura tradicional a menudo puede verse relegado bajo otras prioridades, sin embargo en lo referido a turismo, Las Hurdes mejoran día a día en la misma línea que Sierra de Gata. Sin embargo Las Hurdes, para mal o para bien, siempre tendrá sobre ella el recuerdo de aquel documental que citábamos al principio; Las Hurdes, tierra sin pan. Es precisamente ese recuerdo el que permite también a la comarca contar con una proyección de su imagen que sale de lo normal y volver una y otra vez al candelero cultural gracias en parte a esa “herencia” o “leyenda” que generó el propio Buñuel al acercarse a la comarca por la que acabaría sintiendo un gran cariño.

Quien pueda que se acerque a Cáceres a ver el estreno de: “Las Hurdes, tierra con alma”, seguramente no quedará defraudado con el contenido. Al fin y al cabo siempre gusta ver la tierra de uno en la gran pantalla. Para quien no pueda, como todos los documentales, acabará en el gran mundo de Internet para ser analizado por todos los amantes de esa comarca llamada Las Hurdes.