Muy buena entrada para ver el tercer partido en casa del equipo Hurdano. Partido marcado por el temporal de agua que cayó durante casi todo el partido que hizo que el terreno de juego pareciera cualquier cosa menos un campo de fútbol.

Por lo locales salieron con Rubén en portería, Benito y el capitán Jaime de centrales, Alejandro y Sergio Primi en bandas. En el centro del campo; Manu y Moisés de mediocentros, con Josemi y Óscar en bandas, Jordi en el enganche y Maseck como delantero centro. Se noto mucho las bajas en defensa de los lesionados Óscar Clemente y Cherokee.

Por los visitantes; Miguel en portería, con una linea de tres centrales; Maikel, Jordi y Juampe, dos carrileros muy ofensivos; Pumuki y Natalio, dos mediocentros de calidad; Jona y Victor y arriba; Tote, Andres y el espigado capitán; Sergio.

Banquillo de Arroyo San Serván

Foto de banquillo con buen humor. Foto: Candi.

Pronto se vio porqué el equipo pacense es uno de los favoritos para el ascenso. Apenas cumplido el primer cuarto de hora Andrés con una esplendida jugada del elegante número 11; Natalio y el otro carrilero; Pumuki, tras una dejada del capitán Sergio, pudieron adelantar a los rojillos.

Minutos después se reclamo penalti del capitán hurdano sobre el correoso Pumuki. En el minuto 40 disparo de Andrés que el portero local Rubén ataja en una gran intervención. Pero tanto va el cántaro a la fuente que un minuto despues Jordi remata de cabeza dentro del área y hace el primer tanto del partido (0 a 1) gol que hacía justicia de lo visto en el terreno de juego. Con este resultado nos fuimos al descanso con la sensación que los visitantes habían podido dejar sentenciado el encuentro.

Pero en la segunda parte todo cambió y las Hurdes saco ese orgullo que demuestra en todos los partido como locales y Maseck tras un error de los centrales pudo hacer el empate. Instantes después la parada que pudo cambiar el resultado del partido, falta que saca Jordi y paradón del portero visitante Miguel.

Pero la jugada que decidió todo fue en el minuto 30 cuando, de nuevo Maseck cae en una dura lucha con el defensa que el colegiado no quiso ver como penalti, salida al contraataque, balón que llega a Andrés y en el mano a mano supera a Rubén (0 a 2) dejando el partido listo para sentencia. Ni la salida de Tarabillo en los minutos finales pudo modificó el resultado. Partido de dos mitades muy diferenciadas, una primera donde los pacense demostraron que son un grandísimo equipo y una segunda parte donde Las Hurdes demostró como equipo que en su campo puede plantar cara a cualquiera.

Destacar por los locales el orgullo de todo el equipo. Por lo visitantes la seguridad de sus tres centrales, la calidad del número 23; Jona y sobre todo el juego de espalda y la brega de su capitán; Sergio.

La lluvia no acaba con las sonrisas previas al partido. Foto: Candi

Equipo titular de las Hurdes contra Arroyo de San Serván. Foto: Candi

La semana que viene tocará machada en Jaraiz de la Vera.